Aviso

Amor y odio de Tennessee Williams

Reseña sobre Juego para dos del Teatro R101, por Carlos José Reyes, publicada en la revista Plan B.

Una pequeña sala, con capacidad para 60 personas y cuyo nombre se deriva de un antiguo salón de clase en la Universidad de los Andes, acoge a un entusiasta grupo de jóvenes para realizar una propuesta de teatro de cámara, concebida con seriedad y profesionalismo. Su segunda salida tiene como título Juego para dos, pieza en un acto de Tennessee Williams titulada Two Caracter Play, escrita en 1979, en un momento crítico de su vida a causa de su adicción al alcohol y las pastillas para dormir, que poco a poco lo fueron desgastando hasta tomar la decisión de acabar con su propia vida en 1983.

En esta pieza vuelve sobre temas tratados en otras piezas mayores, como las relaciones de amor y odio, el choque de caracteres, con arrebatos de histeria y sadismo, la angustia y la desesperanza, generadas por la soledad y el alcohol, sólo que en esta obra la situación llega a un punto extremo, al mostrar a dos hermanos, hombre y mujer, actores que acaban de separarse de una compañía teatral, para intentar sobrevivir por sí mismos ante el público, representando escenas, improvisando otras y desarrollando un juego intenso que compromete sus propias vidas. Estos hermanos no pueden vivir el uno sin el otro, aunque el alcohol y el desarraigo los ha llevado a un punto en el que ya no se soportan. Por otra parte, esa dependencia rompe las distancias fraternales para caer en el incesto, que en vez de cubrir las apetencias sexuales termina generando un estado de mayor angustia. A lo largo de los juegos, parece flotar la idea de muerte y suicidio, como una anticipación de la propia historia personal del dramaturgo, al mostrar un revólver que pasa de mano en mano y en la última imagen queda la ambigüedad de saber si el hermano ha disparado o no sobre la hermana. Conflictos crudos, reacciones sorpresivas, todo ello enmarcado en un humor ácido y corrosivo y en un juego de caracteres construido con seriedad y eficacia.

Una dirección justa y recursiva, y dos estupendas actuaciones de Mónica Giraldo y Álvaro Franco, que han conseguido penetrar en las entrañas del mundo sórdido y exuberante del autor de El zoológico de cristal y Un tranvía llamado deseo.

Conoce más información sobre la temporada de Juego para dos en el Teatro R101.

Realiza tu reserva en línea para esta obra.

Apoyan: Bogotá Bicentenario, Ministerio de Cultura, IDARTES, Deca Teatro, Fundación Espacio Cero y Alacaldía Mayor de Bogotá - Bogotá positiva