Aviso

Naranja/Azul Crítica

Sin telones

Por:Alberto Sanabria

El Teatro R101 está presentando Naranja/Azul, la comedia con la que su autor, el británico Joe Penhall, obtuvo el prestigioso premio Laurence Olivier a la mejor obra nueva en 2001. Penhall hace parte de una tradición de dramaturgos, como Harold Pinter y Martin McDonagh, que hacen del texto el principal ingrediente de la creación teatral. Eso lo entiende muy bien Hernando Parra, el director del montaje, que optó por una puesta austera en la escenografía y a la vez extremadamente exigente en lo actoral. Por eso cuenta con un elenco de lujo, conformado por Ramsés Ramos, Hernán Méndez y Felipe Botero, que logran sacar a relucir el sarcasmo que bulle por debajo de los diálogos con una fuerza y sentido del ritmo dramático que hacen sentir al espectador como si estuviera frente a un emocionante encuentro deportivo. El debate entre dos psiquiatras, con su paciente en la mitad, es la excusa para tocar temas de enorme actualidad como el racismo velado y el etnocentrismo, que resquebrajan la seriedad de la argumentación de los facultativos. Mientras tanto, el paciente los confunde, juega y se divierte con ellos a su antojo, asumiendo en muchas ocasiones el control de la situación. La construcción de los personajes es muy convincente, a pesar de que los estilos de los intérpretes se sienten diferentes. De un lado está un tono natural de Botero y Ramos, en el que los actores acuden a sus orígenes bogotano y caribeño, respectivamente, y del otro está Méndez, quien se va hacia un tono de voz en el que se percibe cierta afectación teatral, que no disuena para nada.

Apoyan: Bogotá Bicentenario, Ministerio de Cultura, IDARTES, Deca Teatro, Fundación Espacio Cero y Alacaldía Mayor de Bogotá - Bogotá positiva