Aviso

Jappy Hauer, juego teatral para cuatro actrices Crítica

Obra del Teatro R101, basada en la comedia Shakers de los dramaturgos ingleses John Godber y su esposa Jane Thornton, bajo la dirección de Ramsés Ramos y Hernando Parra.

La obra fue sin duda un éxito, especialmente entre el público universitario, probablemente debido a un efecto de identificación tanto del lugar como de los personajes. El lugar es un bar - cafetería que bien podría estar ubicado en la Zona Rosa de Bogotá, atendido por cuatro meseras que pronto se desdoblarán para mostrarnos lo que están pensando en realidad, mientras nos están mostrando su máscara de incansables, entusiastas y comprensivas.

Durante una hora, las meseras involucran a los espectadores en su juego y los van llevando de un plano superficial de simpáticas coreografías y comentarios sarcásticos sobre las situaciones absurdas a las que se enfrentan cotidianamente y la ridiculez de algunos clientes fanfarrones a quienes remedan con gracia, a otro plano más profundo en el que nos dejan ver sus aspiraciones y frustraciones, en monólogos intimistas que ponen a prueba la capacidad interpretativa de las actrices.

Entre los eventuales clientes del bar se encuentran cuatro humildes cajeras de supermercado, representadas por las mismas actrices en convención de caricatura, que, con motivo del cumpleaños de una de ellas, viven todo un ritual de consumo en el que se encuentra la compra de ropa y la noche de copas en el bar Shakers, templo del hedonismo en donde podrán codearse con sus dioses, las estrellas de la televisión.

Jappy Hauer es ante todo un juego difícil de jugar, pero bien superado por las cuatro actrices, Cecilia Ramírez, Martha Sánez, Mónica Giraldo y Rosa Amelia Martínez, que deben pasar fluidamente del plano de representación de las meseras felices a los seres humanos que están detrás, pasando por el remedo de sus clientes y el dibujo caricaturesco de otras mujeres que viven su sueño en ese templo llamado Shakers.

Por Alberto Sanabria, noviembre de 2010

Apoyan: Bogotá Bicentenario, Ministerio de Cultura, IDARTES, Deca Teatro, Fundación Espacio Cero y Alacaldía Mayor de Bogotá - Bogotá positiva